ana-marilyn-netflix

Ana de Armas y su espectacular transformación: “la del Internado” ya enamora a Hollywood.

Publicado el septiembre 25, 2019 · Publicado en noticias

 

Ana de Armas llegó a Madrid con tan solo 18 años, dispuesta a probar suerte como actriz. La serie El internado fue su pasaporte a la fama, que desde entonces solo ha crecido: pronto estrenará la nueva cinta de James Bond, y acaban de filtrarse las primeras imágenes de su caracterización como Marilyn Monroe en Blonde.

La actriz hispano-cubana (La Habana, 1988) protagonizará esta cinta biográfica sobre la intérprete rubia más famosa de Hollywood, Blonde, basada en la novela homónima de Joyce Carol Oates y dirigida por Andrew Dominik (El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford) para la plataforma Netflix.

De Armas será la encargada de dar vida a la protagonista de Con faldas y a lo loco en este proyecto, en producción desde hace casi diez años y que originalmente iba a protagonizar la actriz Naomi Watts. Tras su rechazo, se habló de Jessica Chastain como sustituta, aunque finalmente fue la protagonista de El internado la escogida para el papel.

Nacida y formada en Cuba, la actriz comenzó su carrera en España antes de alcanzar la mayoría de edad, gracias a directores como Manuel Gutiérrez Aragón (Una rosa de Francia, 2006) o Albacete y Menkes (Mentiras y Gordas, 2009), aunque el personaje al que le debe su mayor popularidad es el de Carolina, una de las protagonistas de la serie El internado.

Tras esta ficción, la actriz continuó en la televisión con la serie Hispania y en el cine con Por un puñado de besos (Menkes, 2014), coprotagonizada junto a Martiño Rivas, pero en 2014, empujada por la crisis del sector en España y ante la posibilidad de conseguir nuevas oportunidades en el mercado estadounidense, emigró a Hollywood.

Ascenso meteórico en Estados Unidos

Desde entonces, su ascenso ha sido meteórico. En 2015 coprotagonizó junto a Keanu Reeves y Lorenza Izzo Toc toc, una cinta de suspense que adaptaba la película de culto de 1977 LOs sádicos. Con el protagonista de Matrix volvió a coincidir un año después, en el thriller de Declan Dale “Exposed”.

Empezar de cero en Hollywood después de tanto tiempo en España es duro y es un sacrificio, pero es mi decisión y estoy muy orgullosa”, declaró la actriz, poco después. A lo largo de esos dos años presentó en EE UU Manos de piedra, junto a Édgar Ramírez y Robert De Niro, War Dogs; del realizador Todd Phillips, y La gran fuga, una película francesa cuyo elenco incluye a Scott Eastwood y Gaia Weiss.

Sin embargo, 2017 fue el año en que asentó su nombre en las cintas taquilleras estadounidenses, gracias a su participación en la secuela de la mítica cinta de ciencia ficción Blade Runner, junto a Harrison Ford y Ryan Gosling.

 



Fuente: 20 minutos