Salimos de la recesion

El turismo sale de la recesión por el boom de llegadas de extranjeros

Publicado el julio 19, 2013 · Publicado en noticias

El aluvión de visitantes internacionales que recibirá España por la inestabilidad política en Egipto y Turquía compensará en lo que queda de año la caída de la demanda de los turistas españoles. El PIB del sector crecerá en el tercer y cuarto trimestre de este año, dejando atrás la recesión. No obstante, pese al acelerón de la segundo mitad del ejercicio, el PIB turístico aún sufrirá una leve caída del 0,4% en el conjunto de 2013.

El turismo español se ha encontrado con una inesperada recuperación por los problemas de destinos rivales del Mediterráneo. El golpe de estado en Egipto y, en menor medida, las revueltas en Turquía harán que este año crezcan, y mucho, las llegadas de turistas extranjeros a España. Un boom de turismo extranjero que hará que el sector vuelva a crecer en la segunda mitad del año y deje atrás la recesión en que entró el pasado año, según los datos que maneja el lobby Exceltur, que agrupa a una treintena de las mayores empresas turísticas del país.

El sector crecerá dos trimestres seguidos por primera vez desde 2011: un 0,2% en el tercer trimestre y un 1,3% en el último El PIB turístico se ha mantenido en negativo en la primera mitad del año, con caídas del 3,2% en el primer trimestre y del 0,1% en el segundo. Un parón que venía dado por que el buen comportamiento que viene registrando la demanda de turistas extranjeros en los últimos meses era aún incapaz de compensar la fuerte caída del negocio que generan los clientes españoles.

Sin embargo, la redirección de flujos de turistas hacia destinos vacacionales españoles que se está produciendo por la inestabilidad en Egipto y Turquía y una menor caída de la demanda de los clientes nacionales harán que el sector vuelva a crecer este mismo año. Las estimaciones que maneja Exceltur apuntan a que en el tercer trimestre de 2013 el PIB turístico ya se apuntará una ligera subida del 0,2%. Pero el verdadero cambio de tendencia se producirá en el último trimestre del año, cuando la actividad turística crecerá con fuerza, con un incremento del 1,3%.

La industria turística acumulará así dos trimestres consecutivos de crecimiento por primera vez desde 2011. Un año completo aún en negativo A pesar de la mejora sustancial de la actividad en el segundo trimestre, el PIB del sector se mantendrá ligeramente en negativo en el conjunto de 2013. La actividad turística caerá un ligero 0,4% al cierre del año, una estimación notablemente mejor que la que Exceltur manejaba en enero, cuando auguró una caída del PIB del sector del 1% en todo el ejercicio. “Hay un sustancial cambio de tendencia que demuestra que el turismo sigue siendo el sector locomotora de la economía española”, ha sentenciado José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur.

El conjunto de la economía española, según el consenso de analistas, caerá un 1,6% en 2013, cuatro veces más que el descenso que sufriría el turismo. La previsión de Exceltur para el conjunto de 2013 aún es negativa: el PIB del sector caerá un 0,4% este ejercicio El sector daba por descontado que 2013 sería su segundo año consecutivo en negativo (en 2012 el turismo entraba en recesión, con una caída de su PIB del 1,6%, tras varios años de expansión). A pesar de que la estimación para el conjunto del ejercicio sigue marcando una ligera caída, la mejora del negocio en el segundo trimestre y la recuperación esperada para la segunda mitad del año han devuelto el optimismo a los profesionales del sector.

Optimismo, sí, pero relativo. Y es que el crecimiento es fruto muy sustancialmente al turismo prestado por Egipto y Turquía. “Nuestra estimación es que el sector crecerá en los dos últimos trimestres del año. Pero estamos saliendo de la recesión debido exclusivamente a la demanda extranjera”, subraya Zoreda, que lo vincula directamente a los problemas de estos dos destinos competidores. “La demanda nacional no está contribuyendo al crecimiento, y la gran noticia es que la demanda extranjera está a punto de compensarlo”, indica. No obstante, tras dos años consecutivos de caídas, el negocio que genera el cliente español también empieza a mejorar.

En el segundo trimestre ha seguido cayendo, pero los retrocesos se han atenuado. España ‘gana’ 600 millones y 730.000 turistas por Egipto Los problemas de Egipto y Turquía están teniendo un efecto disuasor para muchos turistas europeos que están eligiendo España como alternativa para sus vacaciones.

Los touroperadores internacionales están ya redireccionando a muchos de sus clientes hacia destinos de costa españoles y lo seguirán haciendo en los próximos meses. El resultado es que las previsiones del sector turístico español han mejorado para la segunda mitad de 2013. Los problemas en Egipto y Turquía traerán a España 730.000 turistas más y elevarán los ingresos del sector nacional en 626 millones Exceltur ha mejorado del -1% al -0,4% su previsión de PIB turístico para este año. Según los cálculos del lobby, de esos 0,6 puntos de mejora entre una previsión y otra, 0,5 puntos son consecuencia directamente de la demanda adicional que ha generado la inestabilidad en Egipto y Turquía.

Los problemas en estos dos destinos harán que España reciba 726.000 turistas extranjeros adicionales este año y que sus ingresos por turismo crezcan en 626 millones de euros. “Sin los problemas en Egipto habríamos mejorado nuestra previsión para 2013, pero no tanto”, admite Zoreda, que tiene claro, no obstante, que aún no hay motivo para grandes celebraciones. “No cabe la autocomplacencia, porque crecemos por adversidades ajenas. Confiemos en que las tasas de crecimiento que ahora empezamos a ver nos acompañen también en 2014. Confiemos en que la recuperación que ahora comienza sea realmente sólida el año que viene”, concluye. Las empresas elevan beneficios Las empresas turísticas españolas empiezan a ser optimistas sobre su cuenta de resultados.

Según la encuesta que realiza Exceltur, un 43% de las compañías dice que aumentaron sus beneficios en el segundo trimestre. Una mejora de las ganancias que vino dada más por el recorte de los costes que por el incremento de las ventas (sólo el 22% elevó su facturación entre abril y junio). La situación se repite de cara al verano. Un 44,7% de las empresas turísticas anticipan una mejora de sus beneficios en los meses de temporada de alta, pero sólo un 25,5% augura una mejora de sus ventas en los meses centrales de verano. La cifra de negocio se estaría viendo así lastrada por la rebaja de los precios con que las compañías tratan de animar al cliente nacional.

Fuente: Expansión.com